CalientesLocales

Mujeres de Maturín salen adelante en toda situación

Exaltamos el compromiso de tres mujeres que han demostrado que querer superarse es contribuir con una mejor sociedad

Son audaces, valientes y decididas; han aprendido a administrar su tiempo y han  entendido que les ha tocado asumir un rol de cabecera en la sociedad venezolana.

Con motivo del Día Internacional de la Mujer, quisimos exaltar el compromiso de tres mujeres que han demostrado que querer superarse es contribuir con una mejor sociedad.

Marielys González, de 26 años de edad, comenzó a trabajar a los 14. Daniela Velásquez tiene 6 años compartiendo su labor de madre y emprendedora. Verónica Palma, lleva 17 años y Moira Maurera con 24 años, dedicados a la economía informal, 4 chamos y muchas ganas de seguir aportando a la economía del estado.

“Somos responsables del cambio que se ha vivido en nuestra sociedad”

Para las entrevistadas, las mujeres tienen una fuerza interna que aflora en los momentos de necesidad, esta fuerza las orienta a tomar decisiones y trabajar para lograr sus sueños y metas.

Crecimiento personal

“Asumir este rol de mujer, madre y trabajadora no ha sido fácil, pero la vida me ha puesto este reto y lo he asumido con el compromiso de dejarle a mis dos hijos un ejemplo a seguir.

Esta es una muestra que somos los dueños de nuestro destino y podemos lograr lo que nos propongamos”, así lo expresó Marielys González, quien destacó que se convirtió en padre y madre, pero las satisfacciones que ha tenido con su trabajo y sus niños la impulsan a  dar lo mejor de ella todos los días.

«Las mujeres hemos crecido en lo personal, en lo profesional, y le hemos demostrado al mundo que podemos desempeñarnos con la misma eficiencia que los hombres, los roles que hemos asumido nos han enseñado a administrarnos.

Por ello, asumimos el rol de madres, esposas y emprendedoras con pasión y dedicación», destacó Daniela Velásquez.

La más joven del grupo de las entrevistadas es Verónica Palma, con 17 años la adolescente está descubriendo un mundo diferente, con un bebé de un año, Palma trabaja en la economía informal.

«No ha sido nada fácil, pero he sentido la satisfacción de poder aportar mis ganas de trabajar y de crecer personalmente para brindarle a mi hijo las comodidades que requiere”, explicó la joven.

Superando los problemas

Para la entrevistada, el primer problema que enfrentó en esta nueva etapa ha sido la administración del tiempo, pero declaró que en lo que supere esta situación no habrá trabas para seguir creciendo.

Una historia diferente de años de trajinar en las calles de Maturín y de batallas campales para hacer prosperar un negocio es lo que ha vivido Moira Maurera, quien recuerda toda la lucha que ha dado para consolidar su negocio.

“Por el hecho de ser mujer no me han regalado nada, he tenido que trabajar duro, dividir mi tiempo entre el trabajo y mi familia, por eso conozco lo que es el sacrificio y el valor de cada cosa, siento que he tenido una fuerza especial que me impulsa a seguir aportando lo mejor de mí a mi entorno”, explicó Maurera.

Sus experiencias

Marielys González, Vendedora Informal

Quiero llegar a convertirme en un ejemplo para mis hijos, que vean que su mamá nunca se rindió para impulsarlos a ser grandes ciudadanos”

Daniela Velásquez,Vendedora de Alimentos

He aprendido a administrar el tiempo, por ello, tengo tiempo para mi trabajo, para la casa, para los niños y eso ha sido el secreto”

Moira Maurera.Vendedora informal

Para mí todos los días es una lucha diferente, pero toda esta encaminada en dejar una lección para quienes creen en nosotras”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Back to top button

Acceder

Registro

Restablecer la contraseña

Por favor, introduce tu nombre de usuario o dirección de correo electrónico y recibirás por correo electrónico un enlace para crear una nueva contraseña.